sábado, 5 de agosto de 2017

EL SECRETO DE LOS MALDITOS - MANUEL PALACIOS

El reino necesita un héroe, pero no quedan héroes en Ardashir.
El reino de Ardashir se consume tras la terrible catástrofe que supuso el Desastre. Una leyenda podría salvarlo.

El sultán Yassine El-Arad, que gobierna con puño de hierro a través de los dogmas de una antigua religión, ha logrado atrapar al hijo de uno de los enigmáticos jinetes del desierto, los Duranor. Él es el único conocedor de un lugar legendario donde podría hallarse la ansiada salvación para el reino.

Sin embargo, tras su captura, unos extraños asesinatos han asolado el palacio del Sultán, haciendo renacer un antiguo mito que advierte sobre la terrible maldición de los jinetes y las desgracias que traen consigo.

Para resolver el caso, el Sultán ha hecho llamar a Cuervo, un misterioso mercenario. Su pasado, relacionado con los Duranor, podría ser la llave para esclarecer los hechos y salvar Ardashir.



Un niño es capturado y llevado ante el sultán El-Arad. Ira fue encontrado en circunstancias extrañas junto a 13 cadáveres jenízaros del sultán. 
El niño, que pertenece a los malditos de las arenas, una civilización perdida sobre los que recae una terrible maldición, asegura que conoce el paradero de las Puertas Doradas; él mismo las ha visto y sabe cómo volver a encontrarlas. Las Puertas Doradas conducen a un lugar sagrado y poderoso que fue consumido tras El Desastre.
El sultán, que desea devolver a Ardashir su esplendor, está dispuesto a sacarle esa información al chico cueste lo que cueste. ¿Pero, hasta dónde es capaz con tal de aumentar su poder? ¿Es verdad que el chico es especial?

Mientras, acontecimientos extraños y escalofriantes suceden alrededor de palacio. Buscan la ayuda de Cuervo, un prestigioso mercenario, para que descubra qué está sucediendo y sonsacarle información a Ira, para así encontrar las Puertas Doradas. Pero el chico no es el único que guarda un secreto. Cuervo esconde una verdad aún más sorprendente, una verdad que le obligará a implicarse de lleno y a ayudar a Ira, pues no todo es lo que parece.

Es una historia escrita en un mundo fantástico creado por el autor. Nos sitúa en un mundo que nos recuerda, tanto en sus paisajes desérticos, en los nombres de los personajes y los lugares, así como en la cultura que describe, al mundo árabe. Situar esta historia en un ambiente como éste me parece brillante.
Si hubiese algo que enfatizar sobre la novela, es sin duda las descripciones; Manuel ha hecho un trabajo excelente. No ha habido un lugar, un edificio o un acontecimiento que no estuviese perfectamente descrito. Para mí, eso es algo imprescindible en un libro de este género: ¡¡Algo fundamental en la literatura fantástica es que nos hablen de su mundo!! Y pese a estar maravillosamente escrito, se me hace corto. 
Me hubiese gustado saber más sobre esta historia; acerca de La Esencia, acerca de esa ciudad perdida y acerca de ese mundo en general. ¿Se trata quizás de un mundo post-apocalíptico? ¿En qué consisten sus religiones?
Escribir fantasía, aunque lamentablemente es un género que no está muy bien valorado, es muy complicado. No sólo hay que tener una buena historia, una buena trama y un buen desenlace; es esencial que el mundo creado esté bien construido. Crear una novela donde todos estos puntos estén bien elaborados lleva mucho trabajo, y “El secreto de los malditos” se nota que lo ha tenido. Los personajes principales son interesantes y muy distintos entre ellos. Cada uno aporta un elemento a la historia fundamental. La trama engancha y está bien elaborada. Me sorprendió los giros argumentales con los que se encuentra el lector durante la lectura, giros que hacen que el lector se interese aún más por lo que está sucediendo. La trama plana y previsible nunca ha sido para mí. Así que al encontrarme secretos, traiciones y engaños que no me esperaba mientras me iba adentrando en la lectura ha sido genial. 

En general es un buen libro, una buena historia que engancha, muy rápida de leer. Mi pero es que apenas cuenta con 286 páginas; es un mundo interesante que da mucho más de sí. 




Gracias al autor, Manuel Palacios, por ofrecerme su libro y la oportunidad de leerlo. 




lunes, 31 de julio de 2017

CORALINE - NEIL GAIMAN adaptada por P. CRAIG RUSSELL

Cuando Coraline atraviesa una de las puertas de la casa nueva de su familia, se encuentra que hay otra casa extranamente similar a la suya (aunque la nueva sea, definitivamente, mejor). Al principio, todo parece maravilloso: la comida es más sabrosa que la de casa y el cajón de los juguetes esta repleto de angelitos de papel que vuelan solos y de calaveras de dinosaurios que parecen vivas y se arrastran haciendo castanetear los dientes. Pero resulta que hay otra madre que vive ahí, y otro padre, y quieren que Coraline se quede con ellos y se convierta en su pequeña. Quieren cambiarla y no dejarla ir jamás. Coraline tendrá que enfrentarse a ellos con todo su ingenio y las herramientas que encuentre, si es que ha de conseguir salvarse y volver a su vida normal.

"Esta novela es maravillosa y da miedo". - Phillip Pullman.

"Este libro hará que los escalofríos te recorran la espalda, te salgan por los zapatos y cojan un taxi camino al aeropuerto. Contiene el terror delicado de los cuentos de hadas y es una obra maestra". - Terry Pratchett.


En primer lugar, no se trata de la novela original de Neil Gaiman sino que es una adaptación ilustrada (un cómic) de ésta. La adaptación es de P. Craig Russell; ilustrador que desconocía por completo. 

La novela de Gaiman no la he leído aún, pero me tropecé con esta adaptación y decidí darle una oportunidad. Había visto la película animada de Henry Sellick hace tiempo así que no desconocía la trama.

Coraline se va a vivir con sus padres a una casa nueva. Una casa enorme y vieja. Actualmente, la casa ha sido modificada de manera que viven varias personas allí. Arriba vive el vecino loco, un señor con un enorme mostacho que asegura que está entrenando a un circo de ratones. Debajo del piso de Coraline y sus padres, vivían la señorita Spink y la señorita Forcible, unas viejas que viven con un montón de perros. 

Es verano, y Coraline se aburre muchísimo. Ha explorado todo su piso. También ha ido a visitar a los vecinos. E incluso el jardín que rodea la casa no tiene ni un sólo rincón desconocido para Coraline. Por si fuera poco, en casa sólo hay comida insípida y repugnante. Su madre no le hace el menor caso y su padre no para de trabajar. Todo es muy aburrido. 

Un día, en una de sus exploraciones por la casa, descubre una puerta que está cerrada con llave. Al preguntarle a su madre, descubre que esa puerta no conduce a ningún sitio, estaba tapiada. La puerta da al apartamento de al lado que está vacío. 

Una noche, Coraline escucha un ruido sospechoso. Al levantarse e ir en busca del origen de ese ruido, descubre la puerta que no va a ninguna parte abierta. Qué sospechoso.

Mientras, los días siguen igual; son aburridos y Coraline ya no sabe cómo pasar el tiempo. Así que decide coger la llave de la puerta que no va a ninguna parte y abrirla. Y... ya no estaba tapiada. 

Coraline cruza el pasillo y se encuentra con un piso idéntico al suyo. Idéntico de verdad; con la misma decoración y los mismos muebles... y los mismos padres. Aunque no son realmente sus padres, son "sus otros padres". "Sus otros padres" se parecen a sus padres, salvo que en vez de ojos tienen botones. 

En "su otro piso" todo es muy distinto: la comida está deliciosa, su habitación es colorida y está llena de juguetes y todo parece realmente interesante. Pero resulta, que cuando Coraline quiere regresar a su casa de verdad, "su otra madre" hará todo lo posible para impedírselo. 

Desconozco la similitud con la novela de Gaiman, pero sin duda su esencia se encuentra en esta novela gráfica.
Coraline es tétrico, de hecho, es la historia más terrorífica que he leído de Gaiman. Me cuesta creer que esté considerado un cuento infantil... porque de infantil tiene poco. Pese a estar protagonizado por una niña (como muchas de las novelas de Gaiman) y contenerse aire tierno y delicado propio de los cuentos de hadas, el aura que rodea la historia es oscura. No hablemos ya de "su otra madre" con botones en vez de ojos. Da un miedo y un mal rollo increíble. 

La adaptación de Craig Russell es preciosa. Bien ilustrada y muy detallada, deteniéndose en los pequeños detalles. Este elemento encuentro que es crucial para reflejar ese aire tenebroso que nubla toda la historia. 
Imagino aún así, que leer la novela original, obligándote a utilizar por completo la imaginación, debe de resultar más escalofriante.

Una lectura rápida y pegadiza, ideal para leer en una tarde lluviosa.


"La ingratitud de una hija es más hiriente que un diente de serpiente. Pero hasta el espíritu más orgulloso puede ser doblegado... con amor".

"Los gatos no tenemos nombre. Vosotros, los humanos, tenéis nombre porque no sabéis quiénes sois. Nosotros sabemos quiénes somos, así que no necesitamos nombre".






sábado, 29 de julio de 2017

SEAMOS SEGUIDORES




¡Hola!
Participo en la iniciativa Seamos Seguidores, con el fin de poder descubrir nuevos blogs.

Seamos seguidores es una iniciativa creada por el blog "Cómo salir del laberinto", con el objetivo de crear una pequeña comunidad y colaborar con otros blogs.

¿Cómo funciona?

Sólo tienes que seguirme y dejar la dirección de tu blog en esta entrada para que yo pueda seguirte a ti!!

¿Quieres participar en la iniciativa?

Tienes que añadir la imagen y esta explicación de la iniciativa a tu blog para que de esta manera sepan los demás blogs que participas y así colaborar con otros blogs de la iniciativa.

Además, "Dónde está mi lápiz" ha creado una página para recopilar, a modo de lista, todos los blogs que participan en esta iniciativa.



¿No es una iniciativa maravillosa?





miércoles, 26 de julio de 2017

AMERICAN GODS - NEIL GAIMAN

Días antes de salir de prisión, la mujer de Sombra, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Wednesday, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América.

Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.

Poco a poco descubriremos que Miércoles es una encarnación de Odín y que está reclutando viejos dioses, cuyos poderes han disminuido por el tiempo y la falta de creyentes, para participar en una guerra contra los nuevos dioses: aquellos que conforman la tecnología moderna.


Lo que sorprende a simple vista es que en la contraportada del libro no aparece ninguna sinopsis ni nada que informe al lector sobre de qué va este libro, la contraportada está ocupada por una lista de los numerosos premios que se ha llevado esta novela: Premios Hugo, Nebula, Locus y Bram Stoker; y por una serie de "opiniones"

"Una fantástica novela... Con un engranaje tan perfecto como el de un reloj, pero que se lee con una suavidad como la de la seda o el chocolate derretido". Independent

"Oscura, divertida y un alimento para el alma". Michael Chabon

"Una novela que te deja con la boca abierta, terroríficamente épica, empapada de metáforas y símbolos. Gaiman es a la literatura lo que Antoni Gaudí fue a la arquitectura". Midweek

Claro, al leer uno esto piensa qué tipo de maravilla está a punto de leer, pero ¿de qué va American Gods?

American Gods sucede en Estados Unidos, y de primera ya Neil Gaiman se arriesga y mucho, y es que Gaiman es inglés, y desde un principio éste temía que el público americano fuese demasiado sensible y considerase un insulto que alguien que no es americano hablase de la cultura y las costumbres de su país, de hecho, Gaiman dice: "Nadie me ha formulado todavía la pregunta que he estado temiendo (...) Y la pregunta es la siguiente: ¿Cómo te atreves? o, en versión extendida: ¿Cómo te atreves tú, que eres inglés, a escribir un libro sobre Estados Unidos, sobre sus mitos y su alma? ¿Cómo te atreves a escribir sobre los ue hace de Estados Unidos un lugar único, como país, como nación, como idea? Y, como inglés que soy, mi primer impulso es encogerme de hombros y prometer que no volveré a hacerlo".

ME ENCANTA. De hecho Gaiman ya había utilizado Estados Unidos como ambientación a sus historias en Sandman, pero American Gods puede tratarse de una pequeña guía en coche por las carreteras americanas, la magnífica descripción de las carreteras y ciudades por las que pasa el protagonista pueden comprenderse como una ruta curiosa para conocer las profundidades de Estados Unidos. Pero Gaiman ya dice desde un principio, que muchos de los lugares que nombra en su novela son ficticios o que simplemente no son tal y como él los describe, por lo que no hay que hacer más del caso necesario al viaje que emprende Sombra. 

Una vez aclarado estos dos datos curiosos, empezamos con la historia.

Sombra está a punto de cumplir su condena de ser libre por fin. Volver a ver a su hermosa mujer y pasar el resto de su vida tranquilo y trabajando en el negocio de su mejor amigo. Ya había aprendido la lección, se había comportado como un idiota y había tocado fondo. 

Pero tiene una extraña sensación, como si algo fuese a suceder, como si alguien estuviese planeando que sucediera algún desastre y que a Sombra lo volviesen a condenar unos años más. Por eso Sombra dedica los últimos días a pasar desapercibido. Lo primero que va a hacer cuando salga es darse un baño de espuma y estar con su mujer, y nadie iba a impedírselo. 

Pero resulta que sí. Cinco días antes de su libertad le comunican que su mujer ha tenido un accidente de tráfico y ha muerto, por lo que lo sueltan antes de tiempo.

En el avión dirección al funeral de su esposa conoce a Wednesday (Miércoles en inglés es el día de Woden, por lo que deducimos que se trata de Odín). Un personaje peculiar y carismático, parlanchín y simpático. Pero con un aire algo tenebroso. De primeras le ofrece a Sombra un trabajo: ser su chico de los recados, su guardaespaldas y no hacer ninguna pregunta.
Sombra le parece que se trata de un loco e intenta esquivarlo, pero si Wednesday tiene algo es que es muy persuasivo y Sombra terminará aceptando el empleo.
De este modo, Sombra se ve envuelto en medio de una guerra entre dioses. Entre los antiguos, aquellos que poco a poco van siendo olvidados y entre los nuevos, como la tecnología y la televisión, aquellos que hoy en día la gente venera y le dedica la mayor parte de su tiempo. 

American Gods es una novela alucinante, está cargada de mitos y metáforas, es oscura y melancólica, como todas las novelas de Gaiman.
Sus diálogos son brillantes y cada personaje es muy característico, incluso los secundarios están perfectamente perfilados.
Siempre que leo a Gaiman, me da la sensación que entro dentro de un sueño, donde realidad y ficción se mezclan, donde todo puede ser verdad y a la vez no. Y American Gods no es una excepción. Su escritura es cuidadosa y profunda, pero engancha desde la primera página, la trama te envuelve por completo y conduce sin que te des cuenta a un final sorprendente y fantástico. 

He echado de menos que no profundizara más en todo este mundo de dioses, pero es Gaiman, no sería propio de él. Dejar un lugar para la imaginación del lector es su firma. 

Por lo que hace al personaje principal, en primer lugar me ha molestado un poco que en su traducción hubiese perdido su nombre original Shadow Moon, y lo hubiesen traducido. Es lógico el porqué no han traducido a Wednesday pero me resultaba muy chocante leer Wednesday y Sombra, cuando hubiese sido más natural Wednesday y Shadow. Es un nombre, no hace falta traducirlo!!
Pero exceptuando este factor, Sombra es el protagonista que no tiene ni una pizca de protagonista. Sombra es introvertido, simple a primera vista, taciturno y sin una pizca de vida, pese a estar vivo. Pese a caer bien, Sombra no para de liarla en toda la novela. Es una persona humana y real, que no siempre toma las mejores decisiones ni sabe perfectamente qué responder o cómo actuar frente a según qué situaciones. Y eso le hace ser el protagonista perfecto, a través de los ojos y el pensamiento de Sombra, vamos metiéndonos en la trama y descubriendo el mayor truco de los trucos. 

American Gods es un libro excepcional, brillante e imprescindible, una obra de arte.



"- Es como uno de esos chistes que empiezan con: <<tengo una noticia buena y otra mala>>, ¿no? La buena es que te vamos a poner en libertad antes de tiempo, la mala es que tu mujer ha muerto.
Y se echó a reír como si fuera un chiste de verdad."

"- Piensa que somo símbolos; somos el sueño que la humanidad crea para encontrarles un sentido a las sombras en las paredes de la caverna". 

" Nos alimentamos de fe, de plegarias, de amor. Hace falta que mucha gente crea en nosotros, siquiera un poquito, para que podamos sobrevivir".

"Fabricamos una concha en torno a ella igual que hacen las ostras con un molesto grano de arena, que cubren con capas de nácar para poder asimilarlo. Y de este modo andamos por la vida, un día sí y otro también, inmunes al dolor y a la pérdida ajenos".

"Mira, los dioses mueren cuando la gente los olvida. Las personas también".









domingo, 16 de julio de 2017

FORASTERA - DIANA GABALDON

"Recién acabada la Segunda Guerra Mundial, una joven pareja se reúne por fin para pasar sus vacaciones en Escocia. Una tarde, cuando pasea sola por la pradera, Claire se acerca a un círculo de piedras antiquísimas y cae de pronto en un extraño trance. Al volver en sí se encuentra con un panorama desconcertante: el mundo moderno ha desaparecido, ahora la rodea la Escocia de 1734, con sus clanes beligerantes y supersticiosos, hombres y mujeres rudos, a veces violentos, pero con una capacidad de vivir y de amar como Claire jamás había experimentado en su anterior vida. Acosada por los recuerdos, Claire tendrá que elegir entre la seguridad del futuro que dejó atrás y la apasionante incertidumbre del pasado que ahora habita. Primera parte de la saga de Claire Randall".


Una vez la Guerra ha terminado, Claire y su marido Frank deciden pasar unos días en Escocia; después de varios años separados, tienen que volver a encontrarse y recuperar su intimidad.
Frank es un apasionado historiador que va tras la pista de Jack el Negro, su antepasado, un capitán inglés que durante el s. XVIII se encontraba en Escocia. 
Claire, que fue enfermera durante la Guerra, busca nuevos intereses con los que ocupar su tiempo; las plantas y sus remedios, la llevará a realizar algunas excursiones por las tierras escocesas.

En una de estas excursiones, Claire se dirige hacia Craigh na Dun, un círculo de piedras dotado de  misterio y magia ancestral, en busca de una planta en particular. Al encontrarse allí, Claire siente una llamada que procede de una de las rocas, al tocar la piedra, siente un zumbido extremo y pierde el conocimiento. Al despertar, Claire se encuentra en el mismo lugar, pero con varios siglos de diferencia. Estamos en el s. XVIII. 

Como muchos ya sabréis, esta saga se ha hecho muy popular a raíz de la serie Outlander. De hecho, yo decidí leer la novela porque había visto esta serie. La ambientación escocesa para mí es una debilidad, y si además añadimos ciertos elementos fantásticos, aparece la combinación perfecta. Tenía miedo de que la novela resultara ser demasiado romanticona y acabara cansándome, pero lo cierto es que pese a encontrarse dentro del género Romántico histórico, no es demasiado tediosa.

Partiendo del hecho que yo ya conocía la historia, y sabía cómo iba a terminar esta primera parte, empecé la lectura sin ningún misterio y anticipándome a los sucesos, aún así, el libro me resultó muy ameno y de fácil lectura.

Encuentro que Diana Gabaldon posee una pluma rápida y dulce. La narración está escrita en primera persona, y fue un acierto ya que expresa de manera muy sincera y realista las sensaciones y sentimientos de Claire. 
Claire es una mujer real, con sus virtudes y sus defectos, es fuerte e inteligente, pero también testaruda e impulsiva. Sus conocimientos en medicina la salvan de muchísimos apuros, de hecho durante la lectura pensaba que si no fuese así, resultaría ser un personaje bastante inútil y bastante insoportable. Pero sus conocimientos médicos y su vivencia en la Guerra, hicieron de Claire una mujer decidida y con fortaleza. 

Por lo que hace al triángulo amoroso, Claire lo aborda con bastante realismo. Las dudas y inseguridades se expresan con bastante credibilidad durante toda la historia, algo muy positivo hacia la escritora; ser capaz de transmitir algo tan complicado como lo son los sentimientos y las emociones humanas es algo digno de apreciar.

Si tuviese que añadir algo negativo, sería ese aire machista que envuelve toda la novela. Un elemento que seguramente haya sido intencionado, debido a la época en la que está ambientada la historia. De hecho, Jamie, el grandullón highlander que le roba el corazón a Claire, es bastante avanzado para la época; liberal y con la mente muy abierta, aunque hay momentos en la novela que desvela ese pensamiento machista propio del siglo XVIII. De hecho había conversaciones que me exasperaban demasiado. Esperemos que estos momentos de macho dominante no sea mal interpretado ni de mensajes erróneos a los lectores (como ha estado sucediendo con 50 sombras...).

Exceptuando este elemento, es una novela que me ha sorprendido mucho y espero poder continuar con la saga pronto.









miércoles, 7 de junio de 2017

MEDIA GUERRA - JOE ABERCROMBIE

"La princesa Skara ha sido testigo de cómo todo lo que amaba se convertía en sangre y cenizas. Al ser la única superviviente de su derrotada dinastía, deberá vencer la aflicción y el terror, afilar la mente y luchar por Trovenlandia como reina. El padre Yarvi ha recorrido un largo camino y ha pasado de esclavo tullido a poderoso clérigo. Ha conseguido que sus antiguos enemigos se vuelvan sus aliados y ha logrado la paz, aunque inestable. Pero ahora la abuela Wexen ha levantado el mayor ejército que se ha visto desde que los elfos se enfrentaron a Dios.
Todos se preparan para la batalla que se está gestando; entre ellos Raith, el portador de la espada de Grom-gil-Gorm. Para él, la presencia de Skara es como un bálsamo para sus heridas. Y Skara, a su vez, detecta sorprendida que la sonrisa de Raith es como una llama capaz de caldear la noche más gélida.
Algunos han nacido para luchar, quizá para morir. Otros prefieren vivir en la luz. Pero cuando la Madre Guerra extiende sus alas, amenaza con sumir todo el mar Quebrado en la oscuridad más profunda".
Media Guerra es el tercer y último volumen de la trilogía del Mar Quebrado. Como ya sabrás si has leído los dos anteriores -Medio Rey y Medio Mundo-, sabrás que el protagonista en cada libro varía, aunque la historia transcurra en el mismo lugar y en la misma línea de tiempo. 
Media Guerra presenta a Skara, la princesa de Trovenlandia. Su reino es traicionado por el Alto Rey y de la noche a la mañana, su padre, el rey, es asesinado por Yilling el Radiante. Skara se encuentra de repente siendo una reina sin reino. Obligada a huir, busca ayuda en su prima, la reina Laithlin. Skara será un elemento clave dentro de la guerra, tendrá que recuperar su reino y vengar la muerte de su padre así como la destrucción de su pueblo.
Skara es el típico personaje, la típica jovencita que es guapísima y súper inteligente, pero que no es del todo consciente de que lo es. Además, el miedo y las inseguridades le persiguen constantemente, pero cómo no, las sabe camuflar a la perfección, porque es fuerte y valiente aunque en realidad, tampoco es que haga muchos actos heroicos. Puro postureo. Eso sí, tiene el Don de la Palabra y eso facilita llevar las cosas a su terreno y así poder salirse con la suya.
Otro personaje nuevo es Raith, el portaespadas de Gorm-Gil-Gorm, rey de Vansterlandia y asesino del padre de Espina Bathu. Raith es llamado El Perro, un chico sanguinario y despiadado, que vive por y para la guerra. Viene siendo Espina Bathu en hombre, pero mucho más cruel. Este personaje es bastante típico también. Un chico duro y perverso, que vive a la sombra de su hermano gemelo, mucho más carismático e inteligente que él, pero que en realidad es un hombre atractivo y con corazón, por lo que al final evoluciona y termina haciendo el bien. Nada sorprendente y bastante esperado.
Este libro me ha creado mucha confusión, ya que cuando leí Medio Rey, me hizo crear muchas expectativas en esta saga. Había personajes bien construidos y sorprendentes, un argumento sólido y bien diseñado, y unos giros dramáticos que aunque esperados, impactantes. Aunque Medio Mundo no me sorprendió tanto como su antecesor, me enganchó de la misma manera y disfruté leyéndolo. Además, Espina Bathu y Brand son personajes muy pegadizos que crean una historia muy tierna.
 Así que cuando empecé Media Guerra me esperaba algo de lo mismo, y aunque el argumento principal se mantiene, no ha conseguido que me convenza. 
El padre Yarvi dista mucho de ser aquel joven tullido que luchaba contra su destino, que pese a ser algo normal e inesperado, en ocasiones me costaba creer que se tratase del mismo personaje. La ambición y la obsesión por cumplir con su juramento, hace que Yarvi se convierta en un manipulador y un mentiroso. Supongo que al perder su protagonismo, y desconocer cuáles son sus pensamientos, hace que no entiendas muy bien por qué hace lo que hace y dice lo que dice. Es uno de los problemas al cambiar el punto de vista del narrador.
Espina y Brand, pese a también aparecer en esta tercera historia, son casi invisibles, algo que me sorprendió ya que Espina debería de haber tenido más peso en todo el proceso bélico. Tanto odio y tanta sed de sangre y venganza para nada... Una pena.
Por lo que hace al romance entre Raith y Skara, más que evidente desde aparecen estos personajes juntos, es tan pobre y floja que Abercrombie tuvo que añadir un segundo amorío dentro del libro para crear algo de emoción y salseo, que desgraciadamente, no consigue.
Por último, el mundo que crea Abercrombie en estos libros es muy interesante y peculiar pero lamentablemente no le saca todo el partido que debería. Apenas menciona la magia élfica, un poder desconocido y misterioso, pilar fundamental de la historia, dejando al espectador con ganas de más. 

En definitiva, es una trilogía sencilla y de rápida lectura, bien escrita y elaborada, pero con algún que otro altibajo, sobre todo en el último libro. Pero en general, es una trilogía recomendable, sobre todo si no estás acostumbrado al género fantástico y quieres empezar. Aunque estos libros, fantasía, tiene poca.



sábado, 15 de abril de 2017

MEDIO MUNDO - JOE ABERCROMBIE

"Espina Bathu es una de las pocas chicas de Gettlandia que ha recibido el don de la Madre Guerra. Desesperada por vengar la muerte de su padre, vive para la lucha. Pero tras un trágico accidente en el cuadrado de entrenamiento, su propio instructor la tacha de asesina y se convierte en una proscrita. Zafándose del destino, la joven queda atrapada en una conspiración cuando se embarca en la nave del padre Yarvi, un clérigo tremendamente astuto. Junto con el resto de la tripulación, Espina surcará medio mundo en busca de aliados para luchar contra el despiadado Alto Rey, y aprenderá lecciones muy duras a base de engaños y sangre.
La acompaña en este viaje el joven Brand, un guerrero que odia matar. Aunque en una sociedad tan bélica como esta se le considera un fracasado, el periplo por el mar Quebrado le ofrecerá una oportunidad inesperada para redimirse a los ojos de todos."
La segunda parte de la trilogía del Mar Quebrado sigue manteniendo la misma fuerza que su primera parte. En Medio Rey conocemos a Yarvi, un chico con una mal formación, cuya vida dista mucho de ser la propia del hijo de un rey. Yarvi se verá envuelto en una gran aventura donde tendrá que poner a prueba no sólo su valentía sino también su astucia, que es sin duda su mejor arma.
Medio Mundo está protagonizado por Espina Bathu.
Espina Bathu no es una chica normal. No le interesa lo que a las demás chicas de su entorno, no siente simpatía ninguna por las artesanías propias de una mujer y mucho menos piensa en colgarse una llave del cuello. Espina sólo escucha la voz de la Madre Guerra: ha nacido para luchar. Pero el destino tiene preparado un plan distinto al que ella lleva preparándose durante años. Después de un acontecimiento terrible, Espina es nombrada asesina y condenada a muerte.
El padre Yarvi ve en ella algo que nadie más es capaz de apreciar y decide apostar por esta niña de mal genio, orgullosa y egocéntrica. 
A partir de este momento, Espina se verá envuelta en un plan político del que depende el destino de Gettlandia. Tendrá lugar una aventura digna de canciones, peligros y enemigos, traiciones y conspiraciones.
Espina comparte protagonismo con Brand, un chico que también aspira a guerrero pero por distintas razones a las de Espina. Brand no ha tenido una infancia fácil, viviendo en una chabola con su hermana pequeña a las afueras de la muralla, busca una vida mejor para los dos. Pero para Brand el destino también le tiene preparado algo distinto a lo que él tiene planeado y junto a Espina, encontrará un lugar en el mundo. 
La trilogía de El Mar Quebrado es lo único que he leído de este autor que está tan en auge pero demuestra que la fantasía es su terreno y que se mueve de maravilla. Demuestra que la literatura young adult no tiene por qué ser simple ni edulcorada sino todo lo contrario. 
Abercrombie consigue enganchar, que el lector se quede absorto entre sus páginas sin saber del todo qué va a suceder a continuación. Y eso es lo más emocionante; los giros dramáticos y las subtramas que se encuentran bajo la historia principal.
Por otro lado, Espina Bathu es un personaje interesantísimo. Abercrombie ha creado una mujer atípica. Fuerte y valiente, pero débil e insegura. Una mujer que conoce sus puntos fuertes y no se preocupa en esconderlos. Luchadora como nadie, combate el destino día a día, combate a las miradas y comentarios de los demás, que no sólo no la apoyan en sus decisiones sino que también la humillan constantemente. Una mujer que no se peina, ronca y escupe mocos. Una mujer sin duda digna de canciones. 
Pero no sólo es Espina, en este libro la mujer tiene un papel fundamental. Cada una de ellas lucha contra lo establecido a su manera y eso es algo difícil de ver. Ya está bien de tanta mujer valiente e independiente de mentira, pues debajo se encuentra el típico personaje que sólo busca la aceptación, el amor y respeto del hombre.
"No debería haberse permitido albergar ilusiones, pero las esperanzas son como las malas hierbas, que siguen apareciendo por muchas veces que las desbroces".